Early in the morning, when the wind is almost nonexistent, is when the waves reach the coast more smoothly, without breaking. Undoubtedly the best time of the day to surf on this coast. The other window is in the afternoon just before sunset. All a gift to be able to surf at this time of day. And suddenly, to complement the scene a dog crosses. A dog and friend that I meet every day on the beach, especially on low tide days. It runs from one place to another fleeing waves and chasing fish.
Surfing in the Pacific Ocean, Costa Rica, Santa Teresa

Temprano por la mañana, cuando el viento es casi inexistente, es cuando las olas llegan a la costa con mayor suavidad, sin romperse. Sin duda el mejor momento del día para practicar surf en esta costa. La otra ventana es por la tarde justo un poco antes de la puesta de sol. Todo un regalo poder practicar surf en estos momentos del día. Y de repente, para complementar la escena se cruza un perro. Un perro ya amigo que encuentro todos los días en la playa, especialmente los días de marea baja. Corre de un lugar a otro huyendo de olas y persiguiendo peces.
Surf en el Océano Pacífico, Costa Rica, Santa Teresa